Lengua madreLengua madre by María Teresa Andruetto
My rating: 5 of 5 stars

Esta novela me reventó el alma.

Por un lado tenemos la relación entre tres generaciones de mujeres madre, hija, nieta, sus diálogos, sus negociaciones, sus conflictos, sus temores y obsesiones; por otro lado tenemos esa la forma de aproximarse a estas tres mujeres y a la historia de cada una.

María Teresa Andruetto apela al ejercicio epistolar -y documental- para contarnos quién es cada una y el por qué de cada una. Digamos pues que la novela la protagonizan dos mujeres que ya no están y una tercera que comienza a preguntarse donde estuvieron y, de pasó, donde estuvo y está ella misma.

Lengua Madre es, y parafraseo a Andruetto, una partitura. El texto no parte ni del inicio ni del final, parte del desorden, del caos que es la dictadura. Una, como lectora, se vuelve entonces la intérprete y la audiencia de una revolución orquestrada para acabar con todo y, por si fuera poco, para recordarnos que la lengua madre es una, es única, es propia.

View all my reviews

Algo sobre la muerte de mi madre

Leo un texto de Viet Than Nguyen que dice: my mother’s death was for me the closing of a door that had moved almost imperceptibly… y pienso en la muerte de mi madre.

Y es que su muerte  es algo que simplemente no supero. Pasa el tiempo, meses, un par de años y el dolor sigue ahí, no cesa, que no cese. No quiero acostumbrarme a su ausencia, me digo. No quiero normalizar mi falta de ella, me repito.

No quiero.

Con esto no digo que lloro a diario, con esto no admito que soy un ente que no tiene vida y no funciona y no enfrenta -o disfruta- los días enteros. Tengo vida, funciona, enfrento y disfruto días enteros de cosas simples, dar una clase, hablar con una amiga, leer, escribir, cocinar, bromear con mi esposo o con mi hijo por teléfono.

Tengo vida.

Una vida.

Pero a mi vida le falta mi madre. Pero a mi vida le falta esa llamada semanal que iniciaba con su voz diciendo “hijiiiita”.  A mi vida le falta ser hija. Me faltan sus charlas, sus risas, simplemente el saberla.

La muerte de mi madre inició en el 2013 cuando la diagnosticaron, la muerte de mi madre inició cuando le dijeron en agosto de 2014 que el cáncer se había esparcido ya. La muerte de mi madre inició cuando por la morfina comenzó a alucinar y llamar a su madre, a su padre, a su hermano. La muerte de mi madre inició cuando tuvo que quedarse en el hospital del ISSSTE.

Y cuando murió me hice la fuerte y cuando murió volví al aula y cuando murió traté de vivir el duelo a mi modo, es decir: no vivirlo, postergarlo, hacer como si.

Pero el duelo está y se asoma cuando mi mente está desocupada. Se acomoda en mi corazón y me dice: duele, anda, duele.

Duele.

No necesito cerrar los ojos para verla, lo sé. Mi madre está conmigo siempre, la siento. Pero hay algo tan encabronadamente doloroso en la certeza de que ella en realidad no está. Y escribo algo sobre la muerte de mi madre como una forma de revisitar su existencia o, más bien, como una forma de habitar mi duelo.

 

 

 

The Color of MilkThe Color of Milk by Nell Leyshon
My rating: 5 of 5 stars

Mary lives on a farm with her three sisters. It is the 1830’s, and they work from day to night, they have to endure heat or cold or the roughness of their parents. But then she is sent to work for the vicar, and it is there where she learns what will become not her salvation, but her tool of resilience: writing. And so, we become witnesses of her life because of what she writes and because she promises to tell us all.

Detachment, this is the best word to describe not Nell Leyshon’s writing of this novel, but Mary’s. Detachment when it comes to describing her family life, her hard work, the everyday challenges of a woman -then and now.

The reader is here in charge of the emotions, the reader is here in charge of understanding what Mary doesn’t: the violence the love the anger. All that she is unable _or chooses not to_ address.

A magnificent and moving novel that reminds us the power of having or not a choice.

View all my reviews

Seres queridosSeres queridos by Vera Giaconi
My rating: 5 of 5 stars

Vera Giaconi apela a la narrativa corta para confirmarnos que sí, que cada familia es un mundo y que cada uno de estos mundos contiene sus propias políticas cuando se trata de afectos.

Giaconi diagrama una composición que contiene abuelos, abuelas, padres, madres, hijos, hijas, juegos, memorias, regalos, reality shows, migraciones, abandonos, reencuentros; con brochazos a veces sutiles a veces crudos la autora nos acerca a las tensiones y afectos dentro de la célula familiar y logra así ofrecernos un panorama de lo que significa ser y estar en nuestra sociedad actual.

Habrá algún lector que se sienta arrestado por los finales a veces precipitados, a veces abiertos pero siempre certeros de cada historia. Esta lectora, en cambio, agradece cómo Vera Giaconi instituye con humor una narrativa por demás conmovedora.

View all my reviews

hobby but not lobby

mi terapeuta me felicitó por tomarme junio libre y cancelar cursos. mi terapeuta, también me dijo que le preocupa que sin trabajar (considerando que soy workaholic) la ansiedad me va a jalar de las greñas. “tienes que buscarte un hobby” dijo. aclaró que no podía ser ni un club de libro, ni dar talleres, y mucho menos un nuevo libro.

ya quiero hacer esas tres cosas.

llevo dos semanas pensando en un hobby. atorada porque eso significó además preguntarme a mí misma qué me gusta. y aparte de los libros (leerlos, hacerlos, ayudar a otros que los hagan) y dar clases, ¿qué me gusta?

netflix o hulu no cuentan. mis gatos tampoco.

hoy, de pronto, mi cerebro hizo click. así que a sacudir esa cámara y caminar una hora, un día sí, un día no y hacer un record de lo que veo y me llama la atención.

seguiremos informando.

Como caracol

Como caracol...Como caracol… by Alaíde Ventura Medina
My rating: 5 of 5 stars

Si alguien me vuelve a decir que los jóvenes no entienden nada de la vida los voy a mandar a leer Como caracol, primer novela de Alaíde Ventura Medina. Y no es que Julieta, la adolescente protagonista lo entienda todo, es que tiene curiosidad y disposición por entender. El logro aquí es que el lector mismo hará lo mismo, descubrir o redescubrir ese el encanto y la dureza de crecer.

En su cumpleaños Julieta recibe una libreta sin remitente, una libreta que recoge citas de autores y libros que, como guías, la llevarán a investigar quién es Mariana y, al mismo tiempo, quién es ella misma. Julieta se lee en su familia, se lee en los libros que descubre, se lee en sus amistades y, por encima de todo, en su buscar aventura. Esta aventura tiene, sin embargo, un ruido de fondo: el distanciamiento de su madre, el desinterés de varios profesores, la violencia en su ciudad, el discurrir de una mente que se diluye con el tiempo.

Ventura Medina ha construido una novela juvenil que nos habla a todos -jóvenes o no-, porque su ahondar en las dinámicas familiares es un ahondar en las propias. Conforme uno crece, parece decirnos Alaíde Ventura, uno lleva a cuestas no solo su vida, sino la vida de los que son parte de nuestro lento transitar.

View all my reviews

Savage ConversationsSavage Conversations by LeAnne Howe
My rating: 4 of 5 stars

This is why I read books by Coffee House Press. They are constantly bringing attention to authors who are willing to explore form, language, and break the rules of what a book is supposed to be and do. LeAnne Howe relies on the playwriting format to tell us about Mary Todd Lincoln who was committed in a psychiatric hospital a few years after her husband’s assassination. Mary claimed to see and talk and be hurt by a “savage Dakota man” so, Howe offers us a glimpse into these conversations with the intervention of a third voice that brings another layer to understanding violence.

As a reader one witnesses these conversations, but also, the interesting and critical research done by LeAnne Howe to remind us about the largest mass execution in the History of the US. Yes, in 1862, President Abraham Lincoln ordered the hanging of thirty-eight Dakotas who were simply demanding fairness, food, attention to the abuse of white families.

This book challenges the reader in many ways and becomes a piece in which we become the audience who cannot even take a break to breath act by act, scene by scene. The only reason I don’t give this book five stars might be a very silly one, the footnotes drove me a bit crazy and distracted me from the interactions between such powerful characters.

View all my reviews

2009-2019

En 2009 mi vida se caía en canto. Y no. Tenía un buen trabajo, un puesto lindo, daba las clases que yo quería como yo quería. Tenía casa, carro, viajaba poco pero viajaba. Tenía, eso sí, una relación que se venía a pique porque a veces eso pasa en las relaciones, con la distancia puedo ver que  no era la una o la otra, eran las dos partes de esa relación. Digamos que íbamos por diferentes caminos o bien teníamos diferentes ideas de lo que una relación es o simplemente no teníamos los mismos propósitos.

Importa y no.

En 2009 decidí tirar una moneda al aire. Me dije, voy a intentar algo y si no sale no pasa nada porque ahorita mi vida está resuelta aquí. Era el momento de irse un rato para volver y quedarse. ¿Ya dije que también estaba escapando? De mí, claro, del corazón doblado, de la vida toda.

En 2009, sin saberlo, me preparaba para una nueva vida.

Han sido diez años de crecer, de llegar y ser nadie, de asumir ser nadie y luego tratar de ser alguien. Han sido diez años de vivir en casas, departamentos, uno peor-mejor que el otro. Han sido diez años de vivir sola, vivir con Juan, vivir con Barbudo, vivir con gatos: todo paulatinamente. Han sido, también, diez años de pérdidas: Samuel, mi hermano, mi madre, mi sobrina, cachitos de mí en ellos.

Han sido diez años de encontrar en la escritura y en la curaduría de la escritura de otras una forma de ser yo.

Y de pronto llega el 2019 y en el día 19 del primer mes llega un mensaje que me hace pensar que este, como el 2009, será un año importante.  2019  me digo, será el año en el que yo aprenda no a ser alguien, sino a ser yo, toda la yo que puedo ser.

Y no lo hago ni lo haré a solas.

Casino Casa Grande

Casino Casa Grande Mariana Muscarsel Isla
My rating: 5 of 5 stars

Sí, hay momentos en que los libros llegan a ti por una razón. Casino Casa Grande… llegó a mí para hacerme sonreír, para advertirme que “Si acaso hay una etapa en la vida donde el diablo y las personas se dan la mano apostaría que es a los once años” y decirme de una vez por todas que si alguien sabe de casas, de amigas, de familias, de muerte, de desigualdades y de soledad son las niñas.

He aquí la historia de Bruna quien junto con su hermana Flora deambula por un mundo donde los adultos son los que se pierden en el tumulto del día a día. He aquí una narradora que nos hace sonreír y conmovernos y mordernos un poco el labio inferior al obligarnos a recordar los avatares de la infancia.

Mariana Muscarsel Isla nos desarma con su natural frescura y con el filo de verbos que pocos saben conjugar.

View all my reviews