detener el tiempo

una vez, hace muchos años escribí aquí que yo tengo el poder de parar relojes. me regalan o me compro un reloj. pasan apenas unos días o semanas y pum, se paran. pensé que era un poder venido a menos porque mi reloj negro había permanecido en movimiento casi dos años.

entonces.

el domingo me compré un reloj rojo. un timex sencillito y muy bonito.

se paró.

así nomás. se paró. se paró como quien va caminando y de pronto se da cuenta de que algo olvidó pero no sabe qué.

mi don

o mi maldición ha vuelto. yo detengo el tiempo y no hay nada que usted pueda hacer al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *