cambios

mi madre decía que al final del año no solo había que hacer una limpieza profunda en casa sino que también había que cambiar muebles, reacomodarlo todo para iniciar en fresco.

yo lo hice en mi departamento antes de venirme de vacaciones a la fría Vancouver y henos que ahora lo hemos hecho en este blog. un poco para iniciar frescos y otro poco porque nuestro flamante patrocinador de este sitio necesitaba hacer cambios en la plataforma.

cambios.

yo soy muy mala con los cambios. a menos que sea yo quien los haga, claro. pero si vienen de alguien más me cuesta, me cuesta. los cambios, ahora por ejemplo me tienen sin saber cómo subir mi lista de links o mi medidor de visitas y mi cosito de goodreads.

así que, querido lector, tú también tendrás que hacerte a los cambios. no hay más que hacerse a los cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *