no una amenaza para la sociedad

hoy mi doctora me pesó y me dijo que bajé diez kilos. ¿en qué momento? luego me dijo que tenía un poco alto el colesterol, nada de qué `preocuparse. modificar un poco la dieta. riñones, hígado, todo bien. me preguntó cómo me sentía con el nuevo medicamento y si seguía tomando las vitaminas que me recetó, dije que sí aunque en realidad compré de otras en forma de gomita (que sirven para lo mismo). hablamos de correr, de hacer yoga, de mi terapia física y de la otra. especialmente de la otra. hablamos del tendón que se está dando por vencido con mi hombro. hablamos de mis doscientos millones de quistes y del que vamos a sacar eventualmente. cuando yo esté lista, but before it becomes a problem, me dijo. mi doctora es en realidad una filósofa, insiste que hay que hacer las cosas before they become a problem.

luego de que la enfermera me tomara la presión y discutiéramos más de mis laboratorios, la doctora y yo hablamos de mi nuevo libro. sí, tengo una doctora con la que hablo de lo que escribo. le hablé de mi último hallazgo, sonrió. tell me more, dijo mientras me revisaba el hombro. le dije otro par de cosas que yo consideré intrascendentes. mi doctora me dijo: so, you have it all solved, then? puse la misma cara de susto como cuando me dijo que necesitaba un EKG. i guess so, contesté, insegura y boba como siempre. mi corazón, por cierto, está sanísimo. pese a todo.

salí de ahí. fui al mall, me compré un chaleco (porque eso hace una en lunes cuando se da cuenta que ya resolvió un dilema escritural) y luego me fui al antiguo café, a mi lugar favorito para escribir con el chaleco puesto (don’t ask why). cuando menos pensé habían pasado dos horas. la sensación de triunfo.

hace unos días vi Where’d you go Bernardette?, un hombre le dice a la protagonista -que es artista y tiene serios problemas de ansiedad- que si ella no dedicaba su vida a crear algo se convertiría en una amenaza para la sociedad. cate blanchett y yo nos quedamos boquiabiertas. lo entendimos.

así que esto que escribo es mi  forma de ser una no amenaza para la sociedad. HOY.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *