UN ALMA CERCANA

camaleón

Posted on | April 29, 2017 | No Comments

Cuando era pequeño lo llamaban Lalo. El Lalo. En casa lo llamaban Flaquito. “¿Y mi Flaquito?” recuerdo a mi papá preguntando cuando nos veía a todos sentados en la mesa listos para comer o para cenar y mi hermano no estaba ahí.

Hubo una época en la que él se llamaba a sí mismo Zelig, en honor al personaje de aquel falso documental de Woody Allen. Zelig es un hombre camaleón, un hombre que cambia su aspecto y su personalidad dependiendo con quién está. Zelig se vuelve un cantante negro, un chino restaurantero, un viejo irlandés, ya no sé qué más. Él cambia y cambia de apariencia hasta que… Hasta que.

Mi hermano, sin embargo, no era camaleónico. Mi hermano permaneció el mismo por años y años. Sus gustos no cambaban realmente, si acaso se afinaban o evolucionaban, pero en él, en él había constantes, patrones, hábitos casi religiosos. A mí hermano le gustaba:

  • el futbol americano
  • el futbol soccer
  • la filosofía kantiana
  • Jaime López
  • Lou Reed
  • el vodka
  • los autos, sobre todo los autos y
  • las carreras de autos.
  • las mujeres con nariz curiosa

le queda una semana o sea dos clases al semestre y yo lo único que quiero hacer es sentarme a leer el último libro de la serie napolitana de Elena Ferrante y colorear en mis libros de señora con ansiedad además de nadar, correr y ver netflix

Posted on | April 28, 2017 | No Comments

Sabina me dijo mándame una lista de libros de narradoras latinoamericanas que tú crees que yo debo leer

Posted on | April 24, 2017 | No Comments

y yo le contesté con esta lista (el orden es random, eh?):

 

  • Verónica Gerber
  • Alejandra Costamagna,
  • Liliana Colanzi
  • Angela Baudoin
  • Mónica Ríos
  • Samanta Schweblin
  • Fernanda Melchor
  • Lina Meruane
  • Emma Reyes (omg, solo hay un libro de ella y es magnífico!!)
  • Nona Fernández
  • Reyna Grande
  • Mariana Enríquez
  • Lucía Puenzo (pero creo que es mejor cineasta que narradora, la verdad)
  • Diamela Eltit
  • Andrea Jeftanovich
  • Laia Jufresa y Valeria Luiselli (pa que no nos cuenten)

 

 

 

Skype me into you

Posted on | April 11, 2017 | No Comments

Over five million people in America immigrated here by overstaying their visas. Almost 99 percent of them are never caught, but there is one condition: if you leave, you can’t come back. This is a kind of disappearance, a premeditated amnesia, and this essay is a recording of one face in a sea of five million. Whenever I see my grandmother’s grainy hologram on the screen, I think about how I wish she could Skype me into her tai chi lesson. I wish my grandmother could Skype me into her visits to my grandfather’s grave. I wish my grandmother could Skype me into her kitchen, her living room, her fire escape. I wish my grandmother could Skype me into her.

Angie Sijun Lou

Read the rest of this wonderful essay here.

queridos cuentos

Posted on | April 9, 2017 | No Comments

mi escritura está en un plan de dispersidad total. por ejemplo: estaba trabajando en una novela a partir de tres distintos relatos. y sí, la base de los tres relatos ahí están, pero en el camino se me cruzó un personaje y ese personaje me llevó a otro y de pronto me di cuenta de que esa reunión de voces bien podía armar un pequeño libro de cuentos. entonces, hice una pausa dramática en la novela y me puse a mil por hora en las últimas cuatro semanas a trabajar este otro proyecto. heme ahora que acabé el primer borrador de una colección de diez queridos cuentos que me ha dejado con una sonrisita en el alma. pero, por si fuera poco, cerrar este libro me ha dejado con notas a pie de página para volver al otro y entrarle con todo al otro, hasta acabar el otro. ahh, queridos cuentos, cómo me enseñan.

vietnam

Posted on | April 5, 2017 | No Comments

Woman, what’s your name? – I don’t know.

Where were you born, where do you come from? – I don’t know.

Why did you dig a hole in the ground? – I don’t know.

How long have you been hiding here? – I don’t know.

Don’t you know we will do you no harm? – I don’t know.

Whose side are you on? – I don’t know.

There’s a war on, you must choose. – I don’t know.

Does your village still exist? – I don’t know.

Are these your children? – Yes.

 

Wislawa Szymborska

la crueldad de abril

Posted on | April 4, 2017 | No Comments

el otro día, por más que lo intentaba, no podía explicarle a Barbudo -y a su puertorriqueñez- el mexicanísimo concepto de “febrero loco y marzo otro poco.” yo le ponía uno y mil ejemplos y nomás no. entonces en marzo un fin de semana hizo un calor de la chingada y  al fin de semana siguiente un frío de la más chingada y quiero creer que con eso mi punto quedó aclarado.

pero ahora comenzó abril. y ya sabemos lo que que t.s. elliot dijo de abril (y si usted no lo sabe léalo aquí). abril ha sido cruel conmigo, queriendo y sin querer, (hablo del mes). en el pasado abril nos ha traído malas noticias, tristezas varias, acongojamiento de diversas intensidades.

pero lo hemos sobrevivido. mal que bien, lo hemos sobrevivido.

le quiero hablar a Barbudo de t.s. elliot y de la crueldad de abril, capaz que ya lo sabe porque ese no es un mexicanísimo concepto. pero y si no lo sabe ¿qué caso tiene que le diga? ¿qué caso tiene pensar en la crueldad de abril desde el día cuatro y hasta el 30?

cuando me vine a vivir al paso (en el peor y más balacero momento de esta frontera) decidí no tener miedo. decido en este mismo instante no tener miedo a los meses y a los días, a las certezas y a las incertidumbres. uso, pues, abril para deshacerme de los temores que no he barrido bien con el paso del tiempo. ese polvo terrorífico que me cubre y del que a veces no me desencanto.

¿puntos y comas o personajes y tramas?

Posted on | March 29, 2017 | No Comments

hace unos meses tuve a bien discutir con Barbudo. él decía que yo debería de dejar de enseñar a hacer párrafos y a poner puntos y comas y dedicarme por entero a escribir o a enseñar a escribir narrativa. mi espíritu docente y madreteresiano se super ofendió. ¿cómo se atrevía, si para mí era tan importante ayudar a otros a escribir oraciones y párrafos y poner puntos y comas y convencerlos de que escribir bien les auguraría éxito profesional sin importar su área de desempeño?

pero.

aunque odio admitirlo, tiene razón.

le había apostado a un empleo relindo en mi college y aunque digamos que quedé en la ronda final, el puesto es de alguien más. no tendré un trabajo de tiempo completo enseñando a otros a hacer párrafos y a poner puntos y comas por los cinco próximos años de mi vida. no.

en cambio, trabajo en una novela que pinta bien y que inicié gracias a la Residencia en Tepoztlán.

en cambio, continúo con Casa Octavia y los martes tallereo con una chica que tiene una novela gorda y bárbara entre manos.

en cambio:

hace menos de un mes me invitaron a ser Lecturer de 2017 a 2018 en el programa de Escritura Creativa de la Universidad de Texas. traducción: no seré profe de horas sueltas, seré profe de tiempo completo enseñando a crear personajes, tramas, tiempos-espacios, enseñando a escribir na-rra-ti-va.

no tengo cara para ponerme triste porque no me dieron el puesto que quería (o que yo creía que quería) no tengo cara para eso porque hey estoy haciendo lo que me gusta hacer: escribir y ayudar a otros a escribir. y, mejor aún: tendré sueldo por hacerlo, (un sueldo muy lindo, además) (claro, si los dioses del olimpo administrativo no mueven cosas y me dejan volando).

así que no, mi plan madreteresiano comunitario con salario por cinco años se ha caído y, en su lugar, encuentro otro, uno que tiene más que ver con escribir como privilegio, escribir con comodidad. escribir porque sí. un empleo como meta corta, pero un empleo en fin.

keep looking »
  • My filthy past

  • Live Traffic Feed

    Feedjit Widget