UN ALMA CERCANA

hablar de qué

Posted on | October 20, 2014 | 1 Comment

es difícil volver a este espacio. entro y me digo, escribir de qué, hablar de qué. hace dos semanas toqué fondo. un mes de la muerte de mi madre. un año de la muerte de mi hermano. hay golpes en la vida tan fuertes, no sé, dice Vallejo y lo siento yo.

mi padre estuvo en la texanía, nos dimos cariño, comimos mucho, nos sentamos a ver tele. hablamos y no. lo veo solo, lo veo triste, lo ve tratando de recuperar el tiempo narrando una y otra anécdota de mi madre.

apenas se fue y me vine abajo. estábamos en la línea, cruzando de allá-acá. quise bajarme, quise salir corriendo, no podía parar de llorar.

esa misma tarde hablé con mi hermana. hablé con la maría y no es que las cosas hayan sido más fáciles sino que ya no pesaban tanto, encontré en sus voces confort, me ayudaron a cargar esto que se siente cuando pierdes a quienes amas.

hablar de qué, me digo cuando abro esta página y me contesto: pues de lo cercano, ¿qué más?

i too was forty

Posted on | October 11, 2014 | No Comments

From Anne Sexton to her 15-year-old daughter Linda, 1969:
Wed — 2:45 P.M.
Dear Linda,
I am in the middle of a flight to St. Louis to give a reading. I was reading a New Yorker story that made me think of my mother and all alone in the seat I whispered to her “I know, Mother, I know.” (Found a pen!) And I thought of you — someday flying somewhere all alone and me dead perhaps and you wishing to speak to me.
And I want to speak back. (Linda, maybe it won’t be flying, maybe it will be at your own kitchen table drinking tea some afternoon when you are 40. Anytime.) — I want to say back.
1st, I love you.
2. You never let me down
3. I know. I was there once. I too, was 40 and with a dead mother who I needed still.
This is my message to the 40-year-old Linda. No matter what happens you were always my bobolink, my special Linda Gray. Life is not easy. It is awfully lonely. I know that. Now you too know it — wherever you are, Linda, talking to me. But I’ve had a good life — I wrote unhappy — but I lived to the hilt. You too, Linda — Live to the HILT! To the top. I love you, 40-year old Linda, and I love what you do, what you find, what you are! — Be your own woman. Belong to those you love. Talk to my poems, and talk to your heart — I’m in both: if you need me. I lied, Linda. I did love my mother and she loved me. She never held me but I miss her, so that I have to deny I ever loved her — or she me! Silly Anne! So there!
XOXOXO
Mom

las cosas

Posted on | October 10, 2014 | No Comments

tengo un montón de cosas que calificar, un montón de cosas que escribir, y no puedo hacer absolutamente nada mamá porque no dejo de llorar. esta sin duda ha sido una semana del terror. un mes que partiste tú, un año que partió mi hermano y aunque una no le quiera dar vueltas y una tiene que ser adulta y decir que así son los ciclos de la vida, una en realidad la está pasando mal. una se hace la fuerte, busca reír y hacer reír cuando en realidad una solo quiere estar en la cama, pensando, recordando, dándole vueltas a lo que ya qué. las cosas, mamá, no son más fáciles con el tiempo. las cosas siguen doliendo y vale más que me haga a la idea de que van a seguir doliendo. sí, la vida va a continuar y va a haber más alumnos con ensayos sin pies ni revés y va a haber más libros qué escribir y más personas a las que hacer reír, y sha la lá. pero siempre mamá, en un cachito del día, te voy a pensar y voy a sentir esta punzada aquí, aquí.

un año ha, un año ha

Posted on | October 8, 2014 | No Comments

Mi hermano.

Mi Príncipe Húngaro.

Mi Gerardo.

Un año hace que has partido, un año hace que dijiste: no más.

Aún llegan de cuando en cuando correos lindos. Aún llegan de cuando en cuando correos no tan lindos. Correos que hablan de ti. Correos que no hablan de ti y sin embargo de ti. ¿Qué se le va a hacer?

 

Te extraño, te pienso, te veo aún en sueño, te veo en las moneditas que encuentro aquí y allá.

Señorita Ansiedad y Otras Manías

Posted on | October 3, 2014 | No Comments

¡Ya está listo!

Kodama Cartonera

Kodama Cartonera, 2014.

Draft One: Done

Posted on | September 29, 2014 | 3 Comments

En un tiempo record escribí una novela de 120 páginas. Una novela por encargo. En inglés. Tema LGBT. Esta tarde me dedico a revisarla a grandes rasgos para enviarla a mi editora que la abrirá, moverá, escudriñará y después me mandará sus comentarios para que yo termine de editarla.

La novela en cuestion, por cierto, es la primera de una serie de seis. Está dirigida al adulto joven, de prepa parriba.

Fin del Comunicado.

1937/1973

Posted on | September 23, 2014 | 1 Comment

  • Mi madre nació en 1937.
  • Yo nací en 1973.
  • Hace unos días cumplí 41.
  • Pasé esa mañana pensando en ella.
  • El día de mi cumpleaños es el día que más me liga a ella.
  • Yo no nací, ella me tuvo.
  • Ella a los 37 años, supongo que aterrada de que su bebé naciera con algún tipo de problema.
  • En esos tiempos tener un hijo a los treintaytantos existía siempre la posibilidad de que naciera con síndrome de down.
  • No nací con síndrome de down. Nací con síndrome de hipersensibilidad, de ansiedad, o algo así.
  • Hasta la fecha nadie me ha dicho quién de los dos decidió que yo tuviera su nombre con la diferencia de una i.
  • Ella Silvia. Yo Sylvia.
  • Mi madre me enseñó a ser todo lo que soy, mi madre me hizo todo lo que soy, en realidad pienso que por mi cuenta hice algunas otras cosas pero ninguna de ellas posible sin la labor de Silvia.
  • Sylvia es lo que es por Silvia.
  • Y entonces, una tarde texana de 2014, quince días después de que mi madre ha muerto, escucho a mi amigo José que ha venido a darme el pésame y a felicitarme por mi cumpleaños, me doy cuenta que él tiene razón.
  • Yo soy mi madre.
  • Nací en 1937 y nací en 1973.
  • Sylvia por Silvia.

Nenitas frente a Nenitas

Posted on | September 20, 2014 | 3 Comments

Ayer leí en el COBACH 19 de Ciudad Juárez. Hacía un calor bárbaro pero esta lectura fue un viento fresco para mí. Un auditorio repleto, nenitas y nenitos preparatorianos atentos, con montones de preguntas y harta curiosidad. Algunos de ellos me hicieron pensar en cosas que ya ni me cuestiono: ¿Cómo sabe usted que esto es lo que quiere hacer siempre? ¿Siente algo cuando termina un cuento?

Al final hubo abrazos, algunas chicas me pidieron autógrafos, otros más quisieron una foto conmigo y no faltó quien me dijo: me gustó tanto tanto el personaje de…

 

No soy una nenita pero así me sentí y por un rato mi ánimo estuvo en su más alto punto.

keep looking »
  • My filthy past

  • Live Traffic Feed

    Feedjit Widget